image-9296-10003_fullSANTIAGO.- Carlos Gómez  siente que le debe a la afición y al equipo Águilas Cibaeñas una buena temporada y también le gustaría jugar junto a uno de sus grandes ídolos, Manny Ramírez.

“Por esa razón  solicitaré  permiso a los Cerveceros de Milwaukee para  jugar una parte de la campaña, luego de que me recupere de una  operación para limpiar el codo derecho, que tendrá una  tres semanas de rehabilitación”.

Carlos, acudió  ayer  al campo de entrenamientos de las Águilas en el Estadio Cibao, para saludar a sus compañeros  y también  conversó con Quilvio Hernández, presidente de los aguiluchos y Stanley Javier, gerente general.

Gómez dijo que  en la temporada 2011-12, estuvo con las Águilas, un equipo del que se confesó fanático, pero que  tuvo múltiples problemas  y no le rindió como quería.

“Es por eso que entiendo, que ahora,  puedo   darle  un empuje real,  por lo que luego de la operación  que será el 17 de este mes, tendré  tres semanas en el complejo de los Mets en la capital  rehabilitando mi codo  y entiendo que no hay mejor manera de probarlo, que actuando con las Águilas”, dijo.

Definió la operación como sencilla y  con  la finalidad de limpiar el codo derecho de un sobre hueso, algo que le ha estado ocasionando molestias leves los últimos cinco años y los Cerveceros de Milwaukee entienden que es tiempo de  resolver el asunto.

“Ahora yo soy una figura principal en el conjunto y ellos pretenden  mantenerme lo más saludable posible”, dijo.

De otro lado Gómez declaró sentirse satisfecho de la temporada que acaba de tener  en la que colocó sus mejores números en todos los renglones ofensivos. Bateo para .284, con 24  cuadrangulares 73 carreras impulsadas  y se estafó 40 bases, con un OBP  de .338,  pese a que  estuvo en la lista de incapacitados por una lesión de hombro. Su labor lo llevó a formar parte del equipo de la Liga Nacional en el juego de las Estrellas.

“Gracias a Dios he podido hacer los ajustes y mostrar gran parte del potencial que tengo y eso me ha incentivado a seguir trabajando, porque sé que aún queda mucho que dar y que aprender  para continuar  con esta carrera que tanto amo”, concluyó.