Acta busca unirse a Peña y Fermín como los dirigentes del “patio” en darle un cetro a los amarillos desde el torneo 1997-98

Reza un refrán que la tercera es la vencida. ¿Aplicarán las Águilas Cibaeñas esta frase en su tercera Serie Final del torneo de béisbol invernal desde la última vez que conquistaron su cetro número 20 en la temporada 2007-08?

Esta vez lo harán de las manos de Manny Acta, segundo capataz criollo que el conjunto amarillo tendrá al mando desde que Félix Fermín hiciera presencia en una final por dos ocasiones seguidas ante los Leones del Escogido en las campañas 2011-12 y 2012-13, respectivamente.

Asimismo, Acta se convierte en el tercer dirigente mamey que irá en busca de la octava corona desde la justa invernal 1997-98, con Tony Peña al mando en ese entonces. El exreceptor condujo a las Águilas a dos títulos seguidos. El último fue en la estación 1999-2000.

Luego vino el período de grandeza de Fermín, quien le dio cinco cetros al conjunto representativo de Santiago, convirtiéndose, de paso, en el dirigente con más títulos invernales con un mismo equipo en la historia del béisbol dominicano.

Acta tiene experiencia en serie final. Se recuerda que comandó a los Tigres del Licey en dos ocasiones, saliendo por la puerta grande en 2003-04, cuando vencieron a los Gigantes del Cibao en cinco partidos.

A la campaña siguiente (2004-05) cayó ante las Águilas en un séptimo y decisivo choque en el estadio Cibao. Para ese entonces, los cibaeños esperaron un par de años para cobrar la venganza ante los Tigres (2001-02 con el Tulilazo, un jonrón de Andy Abad, alias Tulile), obteniendo el título 18 de su historia.

En la temporada muerta invernal, las Águilas sorprendieron con la contratación de Acta como su jefe de operaciones. Durante el desarrollo de la serie regular, Manny echó a un lado esas funciones para tomar las riendas del conjunto, que en un momento se encontraba en los últimos lugares de la tabla de posiciones.

Semanas después, el tradicional equipo pudo recuperarse y avanzar al “Todos contra Todos”, ronda en la que dominó a su antojo al compilar una racha de nueve victorias, la segunda más larga desde que el Licey lograra 12 en la justa 2015-16.

Las Águilas se ganaron el derecho de arrancar la Serie Final en el estadio Cibao, un día después que esté definido su acompañante. Los choques estarán pautados a un 9-5.