mlb_u_jper_cr_288x162El agente libre Jhonny Peralta y losCardenales de San Luis han acordado un contrato de cuatro años, dando al parador en corto Todos Estrellas un nuevo comienzo tras la suspensión de 50 partidos que tuvo la campaña pasada por el caso Biogénisis.

El trato es aproximadamente de 52 millones de dólares, dijo una fuente a Jim Bowden, de ESPN.com el domingo.

Los Cardenales agregaron a un parador en corto bateador de jerarquía, a tan sólo un mes de perder la Serie Mundial en seis juegos ante Medias Rojas de BostonPete Kozma y Daniel Descalso, quienes son buenos fildeadores, pero sin poder.

«Nos complace anunciar que Jhonny ha accedido a los términos y sé que está igualmente emocionado de unirse a los Cardenales», informó en un comunicado el gerente general del equipo, John Mozeliak.

«Jhonny está entre los mejores paradores en corto ofensivo del juego, tiene una gran defensa y tiene experiencia jugando para un equipo contendiente. Él nos dará una experiencia de veterano, aportará equilibrio y versatilidad a nuestra orden al bate diario», agregó.

La firma de Peralta sería la segunda movida significativa para Mozeliak, quien adquirió al jardineroPeter Bourjos de los Angelinos de Los Ángeles el viernes como parte de un cambio de cuatro jugadores que envió a David Freese a Los Ángeles.

Sin embargo, el movimiento, causó una reacción distinta de al menos otros dos grandesligas.

«Da frutos hacer trampa… Gracias, propietarios, por alentar el uso de PED (drogas para incrementar el desempeño deportivo, por sus siglas en inglés», escribió en su twitter Brad Ziegler, lanzador de los Diamondbacks de Arizona.

«Al parecer ser suspendido por (consumo) de PED significa que uno obtiene un aumento salarial. ¿Qué va a impedir que cualquiera lo haga? (hashtag)weneedtomakeachange (necesitamoshaceruncambio)», tuiteó el lanzador agente libre David Aardsma.

Peralta, de 31 años, fue suspendido 50 juegos la temporada pasada por su involucramiento en el escándalo de sustancias prohibidas de la clínica Biogenesis.

Regresó a los Tigres de Detroit al final de la campaña, pero se convirtió en un jugador prescindible porque el equipo había obtenido en su ausencia al joven campocorto cubano José Iglesias.

El pelotero participante en dos Juegos de Estrellas tiene en su carrera un promedio de bateo de.268 con 156 cuadrangulares y 698 anotaciones producidas en 11 temporadas con Cleveland y Detroit.

Por: ESPNDeportes.com