ANDY BARKETT DICE VINO AL PAÍS CON INTENCIÓN DE GANAR
SU META ES QUE LAS ÁGUILAS GANEN LA CORONA 21

Andy Barkett en el primer dia de practicas AC
Andy Barkett en el primer dia de practicas AC

SANTIAGO.- Para un hombre como Andy Barkett -que encontró mucha afinidad con la comunidad aguilucha del país- no resulta extraño llegar de nuevo al sitio donde fue aclamado por miles. Sus batazos contribuyeron a darle un campeonato al equipo con sede en Santiago, ciudad a la que vuelve transcurrida más de una década; otra vez, con el mismo reto de ganar, pero en rol diferente: el de dirigente.

El norteamericano arribó antier por la tarde al país y, ayer en la mañana, estuvo al frente de unos concurridos primeros entrenamientos de las Águilas Cibaeñas, conjunto que espera conducir por el sendero que los lleve a la corona 21. Antes de iniciar su labor en el campo externó emocionado lo que viene a hacer al país.

«La mejor sensación en béisbol es ganar un campeonato y para lograr eso estoy aquí», dijo Barkett,  quien viene de obtener el título de campeón en la Liga del Sureste con el equipo Jacksonville Suns, sucursal doble A de Miami Marlins.

Sobre su misión con las Águilas dijo que no viene al pais para añadir números a su hoja de vida como dirigente, sino, a ganar un campeonato.

«No me ha traído a República Dominicana el tratar de ganar dinero, ni tampoco el hecho de querer «mejorar mi curriculum» para que esto me ayude a avanzar dirigencialmente en Estados Unidos; lo que busco es ganar un campeonato para las Águilas, porque tengo un corazón aguilucho», afirmó.

«Para eso vengo a trabajar fuerte desde el primer día, pues yo se que a diferencia de donde vengo, aquí no estoy para desarrollar talento sino para obtener resultados favorables», explicó haciendo uso de un muy buen español.

«Se que es dificil ganar en esta liga porque hay muchos peloteros de calidad, pero nosotros hemos estado trabajando con mucho esfuerzo desde hace varios meses y vamos a tener un buen equipo», argumentó.

«Desde que llegué me he sentido muy cómodo, aquí no soy un extraño. Jugué alrededor de cinco años en esta tierra y eso me dio la oportunidad de conocerla muy bien. Estoy muy familiarizado con la comida, los estadios, hoteles y también los fanáticos», explicó Barkett quien es el primer dirigente norteamericano de las Águilas desde que Rick Sweet desempeñó el puesto en la temporada 2009-10.

En la pasada temporada regular, las Águilas dominaron los encasillados colectivos de bateo (.275) y bases robadas (58), razones por la que ganaron la serie regular y consiguieron su temprana clasificación al round robin. Al ser consultado al respecto, Barkett dijo ser un abanderado del juego rápido, sin embargo, aseguró que utilizará todo lo que tenga a disposición.

«Este es un equipo que se ha caracterizado históricamente por tener mucha velocidad y eso es bueno, de modo que, si cuento con los hombres para hacerlo, entonces vamos a correr mucho; asi mismo, si mis bateadores de poder responden, entonces no habrá que utilizar tanto el corrido de bases», señaló el ex jugador aguilucho.

Para complementar un equipo que sea ganador, Barkett dijo que le gustaría contar con la mayoría de jugadores disponibles.

«Necesitamos el aporte de todos los peloteros para ganar un campeonato. Quiero tener a Miguel Tejada, Manny Ramírez y Rafael Furcal, ellos son líderes y saben como ganar campeonatos, además su ayuda es necesaria como consejeros de los jugadores más jóvenes que son vitales para ganarlo todo», expresó.

CARRERA DIRIGENCIAL

Barkett, de 40 años de edad, comenzó su carrera dirigencial con los Tigres de Detroit en el 2007, con el equipo Oneonta, clase-A corta en la Liga New York-Pennsylvania.

En los tres años siguientes estuvo al frente de Lakeland, clase-A avanzada en la Liga de la Florida, y desde el 2011 es el capataz del conjunto Jacksonville, doble-A de los Marlins de Miami en la Liga del Sur.

En 2011 y 2012, Baseball América lo seleccionó “Mejor Prospecto de Manager” de la Liga del Sur.  Este fue el circuito donde dirigió Terry Francona en 1995, cuando con 36 años de edad las Águilas lo contrataron, llevándolas a conquistar su corona #12.

Barkett jugó en las ligas menores desde 1995 hasta el 2005, con equipos de los Vigilantes de Texas, Bravos de Atlanta, Piratas de Pittsburgh, Marineros de Seattle y Tigres de Detroit.

AÑOS COMO JUGADOR EN LIDOM

Barkett participó el campeonato 2000-01, cuando las Águilas alcanzaron su corona #16 y ganaron su tercera Serie del Caribe, efectuada en Culiacán, México.

En esa ocasión, Barkett -jardinero e inicialista- fue seleccionado “Jugador Más Valioso” tras encabezar la liga en jonrones (11), dobles (13), bases alcanzadas (89) y porcentaje de slugging (.736, marca de la Lidom para una temporada), actuando en 38 juegos.

Además, quedó tercero en promedio de bateo (.339, de 121-41) y anotadas (26), y cuarto en impulsadas (25).

En el 2001 tuvo su única experiencia en el béisbol de las Grandes Ligas, participando en 17 juegos con los Piratas de Pittsburgh (.304, de 46-14).

Barkett participó en dos series regulares en la Lidom, 1998-99 con Gigantes y 2000-01 con las Águilas, y en cuatro postemporadas: 1999-00 (Escogido), 2000-01(Águilas), 2002-03 (Gigantes) y 2003-04 (Toros).