Marco Hernández se dirige al camerino luego de haber decidido el encuentro en el noveno con un sencillo al left.
Marco Hernández se dirige al camerino luego de haber decidido el encuentro en el noveno con un sencillo al left.

El debutante Andrew Aplin conectó un cuadrangular con dos en circulación en el octavo y Marco Hernández dio un sencillo con las bases llenas en el noveno para que los Tigres del Licey le asestaran una traumática derrota a las Águilas Cibaeñas anoche al superarlas 10 por 9.

En un momento en que se hunde el barco, las Águilas apelaron a Miguel Tejada y Héctor Luna, dos viejos capitanes, quienes le imprimieron una energía que parecía le daría un respiro en la difícil travesía que falta por recorrer, pero al menos anoche no ocurrió así.

Los Tigres, virtualmente, se aseguraron un lugar en la clasificación al poner su marca en 25-15, mientras le daban lo que parece ser el tiro de gracia a las Águilas, hundidas en el sótano con 15-25, a tres juegos de la cuarta posición que comparten los Gigantes del Cibao y los Toros del Este.

El bateo
Con el partido igualado a cinco, las Águilas marcaron tres vueltas en el sexto, cuando capitalizaron el pobre pitcheo y defensa del Licey anoche y otra en el octavo para alejarse nuevamente en el marcador, esta vez 9-5 El Licey reaccionó en el octavo contra el cerrador Bobby Korecky. Después de un out, perdió en bolas a Taylor Featherston y Hernández continuó con un sencillo, preparando el escenario para el tablazo de cuatro esquinas de Aplin por el “right” para poner el partido por la mínima (9-8).

El noveno lo abrió Diory Hernández con sencillo y fue sustituido por el corredor Rymer Liriano. El emergente Juan Miranda, en lugar de Sean Halton, negoció transferencia.

Yohan Yan reemplazó a Ko- recky. Engel Beltré falló dos veces sus intentos por avanzar los corredores, pero, en conteo de 1-2, dio hit al “right” y se llenaron las almohadillas.

Mel Rojas, también en rol de emergente, dio un machucón por segunda que permitió que Liriano entrara con la del empate y Hernández siguió con su hit ganador.

Buen inicio cibaeño
El conjunto cibaeño había sacado una temprana ventaja al marcar tres vueltas en el primer episodio, una de las cuales fue impulsada por un triple del debutante Héctor Luna a costa del abridor Francisley Bueno.

Los aguiluchos hicieron una más en el segundo después de dos outs. Ángel Franco ligó un imparable y se corrió a segunda por mal viraje de Francisley. Acto seguido, Constanza conectó un lento rodado que el intermedista atrapó apresuradamente, pero hizo un mal disparo a primera y Franco anotó.

Las Águilas marcaron otra en el tercero por un incogible de Juan Lagares para poner la pizarra 4-0.

Lagares se corrió a tercera por el primer hit de Miguel Tejada en el campeonato que envió a las duchas al abridor del Licey, Francisley Bueno. Francisco Rosario lo reemplazó y ponchó a Jonathan Villar para cerrar la entrada.

Un jonrón con uno a bordo del conocido Sean Helton acercó a los felinos 5-2 en la parte baja de la misma contra el derecho Kameron Loe, que inició por la escuadra cibaeña y que tuvo que abandonar el juego varios minutos después por un estirón muscular.

Los felinos atacaron a los relevistas de las Águilas y le marcaron una en el cuarto remolcada por el debutante Taylor Featherston que puso la pizarra 5-3.

En el quinto igualaron las acciones al anotar dos carreras, una de las cuales fue impulsada por un sencillo de Jason Rogers contra Ulises Joaquín.

Por: Freddy Tapia, Santo Domingo