Hemos recibido con orgullo y alegría que el dominicano Marcel Ozuna ha ganado el guante de oro en el LF de la liga nacional, distinción que solo 20 dominicanos han logrado en los 60 años de historia de este prestigioso premio, entregado por la empresa Rawlings.

Mirando la historia del deporte dominicano y sus incidencias, nos propusimos exaltar aquellos jugadores de Águilas Cibaeñas que han ganado el guante de oro y han jugado en ese mismo año con nuestro amado equipo en la liga de beisbol invernal de la República Dominicana.

Tony Peña

Este símbolo viviente de Águilas Cibaeñas, tuvo el honor de llevarse la distinción en 4 ocasiones diferentes (1983, 1984, 1985 y 1991) teniendo un porcentaje de fildeo de 992, 991, 988 y 995 respectivamente. Además de esto su porcentaje de hombres atrapados en base en esos años fue 36 %, 40 %, 42 % y 33 %.

Pero más allá de estos números fríos, la forma en que conducía el picheo, y su garantía en defensa detrás del plato, así como su inteligencia y astucia en los juegos, lo acredito como el mejor cátcher que ha salido de la isla caribeña.

Jugando para las Águilas Cibaeñas en esos años condujo al equipo a 2 finales y ganando el campeonato de 1985-1986 frente a los Tigres del Licey, equipo que fue dirigido por otro símbolo de Águilas Cibaeñas, Winston Enriquillo Llenas Dávila, el chilote.

Juan Lagares

Este gran jardinero de los Mets de New York recibió esta alta distinción en el año 2014, en apenas su segundo año en las mayores, demostrando que su guante estaba listo para las luces y reflectores de la ciudad que nunca duerme. Tuvo un porcentaje de fildeo de 984 con 28 carreras salvadas, demostrando que no solo su alcance era su virtud, sino también su poderoso brazo.

En ese mismo año, tuvimos la oportunidad de verlo jugar en la serie regular del beisbol dominicano y ver de primera mano el porque era merecedor de tan alta distinción. Con su gran defensa y con su tórrido bateo ayudo al equipo a pasar a la postemporada. Convirtiéndose en tan solo el 2do aguilucho en la historia, junto a Tony Peña, en ganar el guante de oro y jugar con las Águilas Cibaeñas en ese mismo año.

Mención especial: Edwin Espinal

La palabra para describir a este jugador seria ASOMBROSO. Espinal ha demostrado con su bate que debe de estar en la alineación todos los días, pero una característica de él pasa desapercibida para muchos, y es su cualidad defensiva. Este jugador puede jugar la 1B y también la 3B, en las ligas menores este año recibió la distinción del guante de oro en la 1B, tuvo unos números defensivos increíbles; % de fildeo de 1000, participo en 92 doble matanzas, tuvo 86 asistencias y no cometió ninguna pifia en la 1B.

Si algo nos ha enseñado la liga dominicana de beisbol es que jugadores como estos solo necesitan una oportunidad en el big show para sembrarse y ser los próximos que con orgullo representan a nuestra república en la gran carpa. Esta es quizás una muestra pequeña, pero sin lugar a duda este muchacho, más pronto que tarde, estará en las mayores.

(Nota: Para este artículo se utilizaron datos de Baseball-reference.com y estadisticas.lidom.com)