jfrancisco1_2013Los Tigres del Licey se acercaron a solo medio juego de las Águilas Cibaeñas, quienes siguen en la primera posición del torneo de béisbol, aunque cayeron vencidas 7-3, en el estadio Quisqueya, en presencia de la mejor asistencia a esa cancha en esta temporada.

Los Tigres marcaron 7 carreras, al compás de siete indiscutibles y al campo cometieron un error, mientras que las Águilas, anotaron tres veces, dispararon 9 cañonazos y también pifiaron en una ocasión. La diferencia a lo ofensiva fue, que de los siete hits de los felinos, dos fueron triples y dos cuadrangulares.

Los batazos de vueltas completas fueron disparados por Juan Francisco y Yamaico Navarro. Francisco, también conectó un batazo de triple por el jardín derecho.

El pitcheo de los Tigres ponchó a 15 bateadores de las Águilas, aspecto clave en la victoria. Los añiles igualan la serie particular a un partido con bando con los mameyes.

Chris Naverson trabajó en cinco entradas completas, permitió una vuelta, cuatro hits, dio una base por bolas y ponchó a siete contrarios y se adjudicó la victoria, la primera de la temporada.

Los dueños de casa fueron los primeros en anotar cuando en el tercer episodio Carlos Triunfel abrió con un triple ante los envíos de Hiroki Yamada, quien perdió el encuentro, luego Tuffy G, empujó la primera vuelta azul con un elevado de sacrificio al prado derecho. Anderson Hernández y Jurickson Profar, ambos, fallaron con rodado al torpedero para cerrar el acto.

En el cuarto, los bates cibaeños se las arreglaron para aprovechar un error del segunda base azul, Anderson Hernández, para igualar las acciones a una vuelta por bando.

Juan Lagares abrió con hit por los predios de lanzador, Dan Black se arrastró por tercera y cuando parecía que sería un batazo de doble matanzas, Anderson Hernández cometió error al dejar caer la bola, llegando todo el mundo quieto.

M. Bianucci bateó para doble matanzas por la vía 6-4-3. Zoilo Almonte se encargó de igualar las acciones a uno por bando con un sencillo al jardín central.

En el cuarto, Navarro consiguió bases por bolas, Juan Francisco disparó un soberbio jonrón volando todas las vallas del prado derecho ante Yamada para darle ventaja al Licey, tres carreras por una. Las Águilas hicieron dos más, en el séptimo y noveno.

Este miércoles las Águilas regresan al estadio Cibao y recibirán la visita de los Toros del Este.