El encuentro que celebrarían los Tigres y los Toros en el estadio Francisco Micheli fue suspendido por las lluvias que en gran parte del territorio nacional se han registrado.