REDACCIÓN. Los Indios de Cleveland dieron el primer zarpazo en el primer partido de la Serie Mundial al vencer a los Cachorros de Chicago seis carreras por cero.

Corey Kluber encabezó la blanqueada de los Indios y Roberto Pérez dio dos jonrones para dirigir la ofensiva de los Indios.

Los Indios buscan ganar el clásico por primera vez desde 1948, hazaña que de lograrla extendería a 109 años el anhelo de los Cubs por una corona mundial. Quince bateadores de los Cubs fueron ponchados, nueve de ellos por Kluber.

El Progressive Field estaba lleno a capacidad, mientras Terry Francona extiende su racha a 9-0 en partidos de Serie Mundial.

Los Indios atacaron en el primer episodio después de dos outs, cuando Francisco Lindor conectó sencillo al central y robó segunda. Mike Napoli y Carlos Santana fueron boleados para llenar las bases. José Ramírez empujó a Lindor para la primera del juego con un sencillo a la tercera base y Brandon Guyer fue golpeado para que anotara Napoli, antes de que Lonnie Chisenhall fallara con elevado de foul al receptor.

Pérez disparó su segundo jonrón en el cierre del octavo para remolcar a Brandon Guyer y Lonnie Chisenhall.

Ganó Corey Kluber, que lanzó seis completas de cuatro hits y nueve ponches. Kluber inició la racha de ponches con Dexter Fowler y Kris Bryant, ambos sin tirarle, en el primer episodio.

En el segundo, después del doble de Zobrist abriendo el acto, siguió con Kyle Schwarber, Javier Báez y Chris Coghlan, todos sin tirarle.

En el tercero se unieron a la lista de Kluber, Addison Russell, y después del hit de David Ross, Fowler y Bryant. En el quinto le volvió a tocar a Coghlan. Kluber se enfrentó al mínimo de bateadores en el primero, quinto y sexto episodio. Además, 16 de sus 18 outs fueron dentro del cuadro, incluidos sus nueve ponches.

Jon Lester, que perdió, permaneció por cinco entradas y dos tercios de seis hits, tres carreras limpias, tres boletos y siete ponches, pero sin contar con la ofensiva de sus compañeros. La Serie Mundial entre estos dos equipos representa la mayor cantidad de años combinados sin un título (174). La anterior fue en 2005 entre los White Sox y los Astros.

El siguiente partido será hoy a las 7:00 p.m. en Cleveland.

Fuente: Diario Libre