Tras concluir las reuniones invernales, ambos sluggers aún no tienen lugar definido para ir en el 2017

El gran dinero ha llegado a los bolsillos de Mark Melancon, Yoenis Céspedes, Ian Desmond, Aroldis Champan y Dexter Fowler, no así para los dominicanos Edwin Encarnación y José Bautista.

Mientras los dueños y ejecutivos de los diferentes equipos empacan sus maletas para marcharse desde National Harbor en Maryland dando por concluidas las reuniones invernales, los dos sluggers de los Azulejos permanecen en el limbo, sin una franquicia definida para pasar quizás los últimos años de sus carreras.

Sus agentes Paul Kinzer (Encarnación) y Jay Alou (Bautista) realizan todo tipo de esfuerzo destinados a conseguirle hogares confortables a sus dos clientes, pero hasta el momento todo ha quedado en rumores, aunque se prevee que en los próximos días se producirán noticias concretas relacionadas al binomio de peloteros, dos de los más fieros atacantes de las Mayores, los pasados años.

De Encarnación se ha cuestionado que podría ir a Boston, Texas o Cleveland, empero los actuales campeones en el Este de la Americana acaban de firmar a Mitch Moreland, ex de los Vigilantes a un pacto de un año.

Los Yankees representaban otra opción, pero este club prefirió ofrecerle un pacto de un año a Matt Holliday por 13 millones en lugar de embarcarse en un acuerdo a largo plazo con el bateador que este año conectó 42 jonrones, remolcó 127 vueltas y bateó para .263.

El y su agente estarían buscando un pacto que les reporte entre 125-130 millones de dólares por cinco campañas, hecho que pudiera complicársele, pues con la excepción del acuerdo arribado por Céspedes con los Mets de Nueva York por 100 millones de dólares por cinco campañas, ninguna otra franquicia ha superado las tres cifras en el actual proceso de la agencia libre.

Con todo y que el quisqueyano trajo a la mesa de negociaciones su mejor campaña en lo relativo a los vuelacercas, 42 empatando su producción del 2012, así como en matería de remolcadas 127.

En su caso suma cinco estaciones seguidas con al menos una treintena de batazos de cuatro esquinas y un centenar de producidas en cuatro de sus pasadas cinco temporadas.